Un poco de historia.

Las pandemias han sido causa de millones de pérdidas fatales a lo largo de la historia. Nuestro mundo ha estado expuesto a diferentes tipos de coronavirus que no escatiman condición social, cultural o geográfica para causar estragos.

El impacto detonante de las enfermedades virales es que no importan el esfuerzo que se haga. Sus limitaciones vienen a ser pocas, debido a la rapidez y fácil contagio.

La historia ha sido testigo de pandemias que no han tenido curas predispuestas para su contención. Por lo general, las vacunas se realizan una vez se ha estudiado la transmisión del virus, síntomas y cuidados.

De igual manera, los farmacéuticos implementados se recomiendan después de haber realizado diversas pruebas de efectividad en los pacientes contagiados. En algunos casos, las respuestas vienen a ser diferentes.

Factores como el desarrollo o subdesarrollo de un país, las condiciones físicas que presentan los pacientes e incluso el efecto climatológico, pueden alterar las condiciones con las que se presenta el virus y sus mutaciones.

Corona, Coronavirus, Virus, Sangre, Plasma

¿Qué es el coronavirus?

Se trata de una familia de virus que agrupa diferentes síntomas en una misma enfermedad. Se pueden contraer desde un resfriado común, hasta una neumonía severa. Sin embargo, estos no son los únicos síntomas que se pueden agrupar.

Si bien es cierto que actualmente el mundo enfrenta el coronavirus conocido como COVID-19, destacamos que este no es el primero. En la historia han existido alrededor de 7 tipos de coronavirus que han afectado a los seres humanos.

Un dato interesante es que 3 de los 7 tipos de coronavirus implican resfriado común con posibilidad de infecciones respiratorias más graves de lo pensado. Estos son los 3 coronavirus que han tenido relevancia en la historia:

  • SARS-CoV-2: la familia de virus que actualmente confronta la salud de la humanidad. Su fácil y rápida propagación tiene en alerta al mundo. Algunos países con mayor número de contagiados que otros.
  • MERS-CoV: síndrome de oriente medio, esta familia de virus se presentó durante el año 2012 en Arabia Saudita. Esta enfermedad respiratoria comprendió un total de 850 muertes y un total de 2500 infectados.
  • SARS-CoV: síndrome respiratorio agudo grave, se presentó por primera vez en China durante el año 2002. Comprende la insuficiencia respiratoria progresiva. En total se registraron 8000 casos en todo el mundo con 774 muertos.

SARS-CoV: Contenido justo a tiempo

Esta familia de virus tuvo presencia en el mundo en el año 2002 en China. Su transmisión era a través de partículas de saliva. Las personas infectadas presentaban síntomas como fiebre, tos seca, dolores musculares y dificultad para respirar.

Si bien es cierto que no existe un tratamiento para curar a los pacientes contagiados, este tipo de virus se tratan con cuidados de apoyo. Cabe destacar que desde el año 2004 ya no existen casos activos en el mundo.

Para ese entonces se activaron todas las medidas de emergencias necesarias para contener su propagación. Los resultados obtenidos fueron satisfactorios. La organización mundial de la salud (OMS) actuó de forma contundente.

MERS CoV: Síndrome de oriente medio

El MERS-CoV es la familia de coronavirus que tuvo presencia en Arabia Saudita en el año 2012. Sus síntomas consisten en fiebre, tos y neumonía. Por lo general, la dificultad para respirar es la mayor causante de fatalidad.

Basados en teorías que no tienen aún certificación científica, esta familia de virus, conocida como MERS, proviene de una primera estancia de los camellos. A pesar de su gravedad, este tipo de virus no es de fácil contagio en comparación con los otros coronavirus.

Coronavirus COVID-19: causas y síntomas

Desde finales del 2019 hemos escuchado diferentes teorías sobre sus orígenes. De la misma forma, el desarrollo que alcanzó durante el año en curso ha permitido observar su gravedad.

Ante ello, la certeza que se tiene es que se originó en China, y a pesar de los distintos esfuerzos por limitar su propagación, ninguno pudo contenerlo. El COVID-19 es la primera familia de virus declarada como pandemia en la historia.

Su capacidad de mutación es lo que actualmente refleja como algunos países poseen mayor cantidad de contagiados y víctimas fatales que otros. Algunos de los datos más importantes es que está disponible para todos los test de detección.

Síntomas más comunes del Covid 19:

  • Fiebre
  • Tos seca
  • Cansancio

Síntomas adicionales que se puede presentar:

  • Malestar general
  • Ardor de garganta
  • Dolor de cabeza
  • Pérdida del gusto y olfato
  • Conjuntivitis
  • Diarrea

Síntomas de alto riesgo en los pacientes con covid-19:

  • Dificultad para respirar
  • Fuerte dolor o presión en el pecho
  • Falta de movilidad corporal

Ante muchas teorías, argumentos o preguntas sin respuestas, podemos asegurar que el cuerpo no reacciona de la misma forma ante el COVID-19. En algunos casos la fatalidad es inminente, pero otros pueden superarlo en tan solo días.

La similitud de sus síntomas con el SARS-CoV ha hecho que esta familia de virus fuera conocida en un principio como SARS-CoV-2. Sin embargo, para el 11 de febrero del 2020 se le denominó COVID-19 como nombre oficial por la OMS.

Hasta ahora, las cifras de fallecidos que se conocen son las siguientes: América 695.490 víctimas fatales, Europa con 358.092, Asia 257.422, África 48.762 y Océano con 1.106 víctimas fatales.

En total existen unos 54,8 millones de casos confirmados y 1,3 millones de víctimas fatales a nivel mundial, cifras que seguirán incrementando diariamente.

Indiscutiblemente, estas cifras seguirán en ascenso debido a la magnitud de contagios que existe, y la falta de vacunas para su prevención. No se conoce un tratamiento certificado como cura, pero sí se han trabajado algunos como apoyo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *